Día Mundial sin alcohol - fuentealta.es
22705
single,single-post,postid-22705,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-2.4,wpb-js-composer js-comp-ver-4.5.3,vc_responsive

Día Mundial sin alcohol

hacer-deporte-para-empezar-bien-el-dia

Día Mundial sin alcohol

Hoy es el Día Mundial sin Alcohol, le preguntamos a nuestro nutricionista, Alejandro Silvera, sobre esta sustancia y las consecuencias sobre nuestro organismo.

El alcohol es una sustancia que no aporta ningún nutriente, sólo calorías (7,1 kilocalorías por gramo), y tiene efectos nocivos sobre el apetito, el aparato digestivo, el hígado y el sistema nervioso, entre otros. La ingestión, incluso moderada,  puede repercutir de forma importante sobre el equilibrio nutricional y, en consecuencia, sobre el funcionamiento de nuestro organismo.

¿Qué efectos puede tener el exceso de alcohol en nuestro organismo?

El alcohol puede afectar de 2 maneras bien diferenciadas a nuestro organismo. Por un lado, tenemos la intoxicación aguda, que se produce cuando una persona consume de forma brusca, en pocas horas, una cantidad excesiva de alcohol. En este caso, afecta, sobre todo, el sistema nervioso central. Se produce una inhibición del mismo que, en casos en los que se llega a un consumo de alcohol muy elevado, puede llevar al coma, e incluso, a la muerte. Si el consumo de alcohol es crónico, o sea, de forma continuada durante largo tiempo y en cantidades elevadas, tendremos problemas que afectarán sobre todo al hígado, aunque también se pueden afectar otros órganos, como el cerebro, páncreas o el corazón.

¿Tienen también relación estos efectos con nuestro estado nutricional?

Por supuesto, y es un efecto perjudicial que se da, sobre todo, a través de dos mecanismos: reducción en la ingesta de alimentos y modificaciones en la absorción de vitaminas y oligoelementos como el ácido fólico, la vitamina B12, la tiamina o B1, la riboflavina o B2, la niacina o B3, la piridoxina o B6, el zinc, el magnesio, el calcio y las vitaminas, A, D, K y C o ácido ascórbico. El consumo de alcohol perjudica la absorción o estimula la destrucción de dichos nutrientes, fundamentales para un organismo sano.

¿De qué depende el efecto que produce el alcohol sobre nuestro organismo?

Los factores que influyen sobre los efectos que tiene el alcohol en cada persona son diferentes. Influyen la graduación de la bebida (cuanto mayor sea, más rápido se absorbe), la cantidad que se ingiere, el momento del día (es más perjudicial con el estómago vacío) o la mezcla con bebidas gaseosas o estimulantes con cafeína, que pueden provocar serios problemas de salud como hipertensión arterial. Otros factores que también afectan son el estado de salud y las condiciones físicas y psicológicas, así como el estado de ánimo. Las mujeres presentan una peor tolerancia debido a que tienen una menor proporción de agua corporal que los hombres y una mayor cantidad de tejido graso donde se fijan las sustancias nocivas.

¿Qué consecuencias nos pueden traer tantos excesos?

Aparte de los efectos que se producen con la ingesta aguda (intoxicación etílica) y crónica (afectación de órganos como el hígado, páncreas…etc.) que ya hemos nombrado y los relacionados con los déficit nutricionales que se pueden producir, además hay que tener claro que el alcohol también aporta un exceso de energía que, además, puede implicar la aparición  o agravar situaciones de sobrepeso u obesidad, y, en muchas ocasiones, contribuir a la aparición de ciertos signos y síntomas derivados del exceso en su consumo (aumento del colesterol y triglicéridos en sangre, ciertos trastornos digestivos..).



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies
Mostrar botones
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Pinterest
Share On Youtube
Contact us
Ocultar botones